‘Alexander y un Día Terrible…’, está bien

alexander terrible reseña dest

¿Qué se le puede pedir a una comedia familiar con el sello de Disney, si no es que haga reír unas tres o cuatro veces, y termine con el perenne mensaje de la unión, el amor, la amistad, etcétera? Diría que pedirle algo más sería un sinsentido, aunque podemos hablar de ejemplos del género que logran conquistar siendo más que decentes, pero eso no quiere decir que un título como Alexander and the Terrible, Horrible, No Good, Very Bad Day no tenga sus méritos.

Es una película decente, pero divertida decente, simpática decente, agradable decente. Como una sensación de jovialidad sutil y tibia que se queda colgado en el pecho al salir del cine. Probablemente no recuerde la película después de una semana, pero definitivamente la recomendaré a cualquier familia que tenga ganas de pasar al cine simplemente para pasarla bien. Y recordemos, como a veces lo hago, que eso no tiene nada de malo.

Steve Carell y Jennifer Garner encabezan esta historia acerca de una familia norteamericana de fantasía, de esas que uno podría dudar que existan realmente sin sentir culpabilidad. Todo va bien para los miembros de esta familia, excepto para Alexander, que está a un día de cumplir 12 años, y está acostumbrado a tener problemas escolares, sentimentales, emocionales, y familiares, aunque el único problema familiar parece ser que su familia no está muy atenta a sus penas. Y todos sabemos que las penas de un adolescente pueden llegar a ser catastróficas.

Luego de un día normal (entiéndase, uno bueno para todos excepto para el joven Alexander), llega un día que resulta terrible para todos, e increíble para él. Y como un buen domingo de película para televisión doblada al español, Alexander and the Terrible, Horrible, No Good, Very Bad Day se vuelve entretenida, sin ninguna otra pretensión. Ya conocen esta clase de películas, y saben perfectamente cuál es la fórmula. Un elenco grande, con miembros unidimensionales pero diferentes, cada uno entrando y saliendo de pantalla simplemente para lanzar el gag al público, como una obra de teatro infantil.

Y sí, el mensaje es acertado, aunque me hubiese gustado más si llegábamos a ella sin tener que ver a un canguro evidentemente digital patear a Carell por varios metros. Lo bueno definitivamente viene de Carell y Garner, que son los más maduros del elenco y afortunadamente intervienen bastante como para evitar que uno se distraiga por la inexperiencia de los más jóvenes, aunque Ed Oxenbould (que interpreta a Alexander), se defiende la mayor parte del tiempo. No así su tierno interés amoroso, una adolescente que parecía desmayarse en cualquier momento cuando la cámara se posaba directamente sobre ella.

Es fácil dejarse llevar con una película así, y más aún cuando dura menos de una hora y media. Saben exactamente el producto que tienen y no van más allá de eso. Al final, que llega rápido, es Alexander y la Película Agradable, Simpática, Divertida, Bien… bien hecha.

Acerca de Emmanuel Báez 2460 Articles
Editor en Jefe y crítico de cine en @Cinefiloz, primer miembro paraguayo del Online Film Critics Society, columnista en @amilkmdelmar, hablando de películas en todos lados.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D