‘Sicario’, desgarrador thriller en tierra de lobos

sicario dest

Una película como Sicario no puede caber en un solo género o categoría. Es un thriller, es un drama político, es acción, es un estudio analítico de una situación real, es una película bélica, y en todas estas etiquetas, sale victoriosa. Puede ser una película bastante deprimente también, dependiendo de cómo se lo vea. Mientras uno está sentado escribiendo la reseña de una película acerca de la guerra contra las drogas, estas están matando a miles de personas en esa misma zona, ya sea de forma directa o indirecta.

El meollo del guion tiene que ver justamente con los daños colaterales que provocan estas guerras interminables, las fatalidades indirectas que de una u otra manera, van sumando para que en algún límite finalmente se disparen las balas correctas, aunque como en la mayoría de los casos, se trata de un cáncer que no se puede erradicar, sino simplemente contener a medidas controlables, que justifiquen otros movimientos políticos y acciones bélicas, perpetuando un mal de fuente inagotable. El ser humano ciertamente está condenado.

El director Denis Villeneuve dirige con pulso intenso pero moderado una mirada realista, anti-burocrática, y brutal de una lucha que requiere acciones que pisen un área gris no apta para los que tienen principios morales incuestionables. Ese es el problema de Kate (Emily Blunt), una agente del FBI con historial impecable que es reclutada para una fuerza especial en la frontera entre EE.UU. y México. Allí acompañará a Alejandro (Benicio del Toro), un enviado con intenciones misteriosas, y Matt (Josh Brolin), un oficial de la CIA a cargo de la operación.

Gracias a un sólido guion firmado por Taylor Sheridan, sabemos suficiente de Kate en los primeros diez minutos, y sabemos que esas características suyas que demuestra humildemente podrían llegar a ser su perdición en una tierra sin ley como la que conoce posteriormente, cuando accede a participar de la operación que debería dar con los responsables de la muerte de unos policías tras una redada. La película inicia con una secuencia brillante de acción, cargada de suspenso, y con la cual se establece el aura de intriga y reflexión moral que reinará durante gran parte de la historia, algo que funciona porque el espectador acompaña a Kate en su propia ignorancia de los hechos.

El resto de la película es sumamente interesante porque es un gran procedimiento con el fin de diseñar una emboscada que llevará al equipo a dar con una de las cabezas más importantes del narcotráfico mexicano. En esta telaraña de decisiones cuestionables, Kate ofrece la posición a través de la cual uno debe examinar la imagen completa, comprendiendo que se trata de una operación inevitable, fuera de las normas, sin la cual las cosas irían empeorando, aunque en este mundo de corrupción y crimen, ¿qué tan peor es peor?

Todo esto funciona gracias a la dirección de Villeneuve, en conjunción con la imponente fotografía de Roger Deakins, y las interpretaciones magistrales de Blunt, del Toro, y Brolin. Blunt ya convenció a todos que tiene permiso para portar un arma convincentemente en Edge of Tomorrow, pero acá es más frágil, más humana, aunque igual de vigorosa y creíble. Sin embargo, es Benicio del Toro el que hace que la película sea mucho más interesante, ya que solo necesita de su movimiento y su mirada tras los lentes de sol para que uno acepte que su lugar en el plano es el más importante, sin importar dónde esté o quien más esté en él.

La visión de Sicario es desgarradora, pero es difícil discutir contra su argumento. Las cosas son como son, y el cáncer está tan expandido, que la única forma de pelear contra él es creando otra enfermedad, ya que al final, ya no se puede recuperar al porcentaje de la población que prolonga el problema más allá de los márgenes de la indiferencia. Hay una pequeña subtrama de un padre de familia, que resulta ser un policía corrupto, que podría parecer descartable, pero es muy relevante al todo, especialmente cuando su destino termina siendo funesto. Su historia importa, así como la del misterioso Alejandro, que tiene un trasfondo más doloroso, y hasta de la solitaria Kate, que se ve sobrepasada por la realidad que hubiese deseado no conocer.

Acerca de Emmanuel Báez 2386 Articles

Editor en Jefe y crítico de cine en @Cinefiloz, primer miembro paraguayo del Online Film Critics Society, columnista en @amilkmdelmar, hablando de películas en todos lados.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D